martes, 12 de agosto de 2014

Camino a Linux: cuestión de gustos


 
Elementary OS, una distribución de moda

Hay un montón de versiones de Linux, muchas más de las que alguien racional pueda querer probar. Ciertamente, no es fácil elegir las más adecuadas; y ciertamente, no es fácil decidirse por una.

Si pongo los argumentos a favor de la distribución que suelo utilizar, en realidad lo que normalmente haré es enumerar los argumentos para que yo la utilice. Al fin y al cabo, si creyese otra cosa probablemente utilizaría una versión distinta.

También es cierto que la opinión general respecto a una distribución viene condicionada por nuestra experiencia en ella. Si tú instalas digamos Ubuntu y todo funciona a la primera y todo te resulta sencillo, e instalas digamos Debian y tienes problemas para hacer funcionar la tarjeta wifi, tendrás una mejor opinión de Ubuntu. No importa lo que miles de usuarios opinen. Si para ti funcionó, es bueno, y si no lo hizo, como mínimo no lo es tanto.

Estos dos puntos están muy bien cuando ya sabes qué distribución has elegido, y deberían servir para tener como guías a la hora de leer opiniones, comentarios o debates. Es muy fácil soslayar que son impresiones subjetivas, no objetivas. Y muchas veces las personas tendemos a darle mayor importancia a estas cosas de la que tienen.

La elección de distribución no es más que un primer paso. Después viene la elección de escritorio, las aplicaciones... el escritorio Linux es sorprendente dinámico, al menos si se compara con el número de usuarios de los escritorios Windows.

openSUSE y yo

La distribución que más utilizo yo es openSUSE. Tiene un foro en español en el que participo, una lista de correo que en mi opinión conoció tiempos mejores y una wiki también en español de la que estar orgullosos teniendo en cuenta que la mayor parte del trabajo que necesita lo realiza prácticamente una sola persona. Bueno, puedo alardear de haber contribuido a su puesta en marcha, o mejor dicho, a su vuelta a ser puesta en marcha. Pero desde entonces el usuario con nick jcsl es quien ha realizado todo el trabajo. Y es un buen trabajo, hay un buen puñado de información y mucha de ella está razonablemente actualizada. Podéis darle la enhorabuena ahora.

Vale, ya concluidas las felicitaciones, esos no son los motivos por los que comencé en openSUSE. Yo había conocido la distribución SUSE, entonces sólo tenía una versión empresarial con modalidades "gratis", "premium" y demás, allá por su versión 6.1. Ni siquiera había podido instalarla porque no cabía en mi disco duro... ah! qué tiempos!! Pero sí conocía su reputación en cuanto a su instalador y su herramienta de configuración YaST, aunque por entonces aun no era software libre. También tenía buena fama el hecho de disponer abundante documentación en castellano. Os adelanto que con la versión 10 llegaron los americanos, la compraron, liberaron YaST e hicieron un montón de cosas buenas... pero la última documentación en castellano disponible es para la versión 10.1.

Hace un puñado de años compré un computador que monté yo mismo, principalmente para ahorrar. Cuando tenía todas las piezas me di cuenta de que no disponía de ningún sistema operativo para al menos comprobar si funcionaba. El de la tienda, por azar, disponía de un CD de Ubuntu.

Ubuntu es una distribución de Linux realizada por la empresa Canonical, propiedad de un rico y afamado sudafricano famoso por haber realizado un viaje espacial.

Ubuntu es una buena distribución que incorporó muchos paradigmas que eran fáciles de asimilar para los usuarios de Windows. Por ejemplo, no hay un usuario administrador como tal(1) y la configuración del sistema trata de llevarla a cabo de forma automática. Durante mucho tiempo fue la distribución más conocida y utilizada para el escritorio Linux.

Ubuntu está basada en Debian. Debian es otra distribución, una de las primeras y la que tiene la mayor comunidad de colaboradores. Cuando se publicó la primera versión de Ubuntu Debian era relativamente minoritaria, pero con el éxito de la distribución hija, también el padre se vio catapultado a la fama.

Este fenómeno de publicar una distribución que en realidad es una versión de otra distribución es muy común en Linux. De hecho, existen multitud de herramientas para hacerlo. Y los motivos son muy
variados: crear versiones locales (Linex, Guadalinex...), crear configuraciones específicas, establecer grupos de aplicaciones instaladas por defecto en función del destino de la distribución (por ejemplo, Scientific Linux es una versión de Red Hat desarrollada en el Cern), etc.

O simplemente porque se cree que determinada gente puede esperar determinadas cosas. Por ejemplo, Debian es célebre por mantener un ritmo de actualización lento, ya que cada versión de cada aplicación sólo pasa a la distribución en la forma más estable posible, y sólo se proporcionan los parches de seguridad y corrección de errores para las mismas. En general, para subir las versiones del software instalado se debería actualizar la distribución(2). Así que Ubuntu lo que incluía eran los respositorios inestables de Debian, junto con un instalador gráfico bien hecho que incluía un sistema de configuración automático. Como guinda, incluye una forma razonable de instalar software no libre como pueden ser algunos drivers y códecs.

Yo puse el CD, arranqué el equipo, pero no funcionaba. En ese momento no tenía Internet, así que fui a un kiosco y compré una revista que incluía un DVD de Mandriva.

Mandriva era una versión de Mandrake; a su vez, Mandrake era una versión de Red Hat, pero yo la conocía desde su versión 6.0. Básicamente, Mandrake tomaba la distribución Red Hat, le quitaba logos, ponía KDE como escritorio por defecto, corregía errores(3) y poco más. Sin embargo, para su versión 7.0 habían conseguido un instalador gráfico muy chulo.

Con Mandriva estuve una semana (Mandriva 2006). Entonces reparé en que un componente del equipo, la placa base, no era la más adecuada para el resto de equipo que tenía. Digamos que hacía de cuello de botella: la memoria, los discos, el procesador, todo muy rápido, pero la pieza que los intercomunicaba era muy lenta en comparación. Así que ni tonto ni perezoso cambié la placa.

Mandriva 2006 no soportaba esa placa. Podría haber navegado por internet para descargar el nuevo driver e instalarlo, pero para eso necesitaría tener un sistema operativo funcionando, así que tuve que conseguir una imagen de SUSE en otro lado. Y es que puestos a buscar algo determinado, bien, no me había dejado mala impresión de lo que sabía.

Conseguí un CD con lo necesario para instalar openSUSE a través de Internet, y eso hice. Aun con la conexión de 3Mbps que tenía entonces no tardó demasiado en proporcionarme un sistema casi completamente configurado y más que usable. La configuración de la mayor parte de cosas que necesitaba fue sencilla, salvo el configurar los efectos 3D del escritorio, que no lo fueron tanto. Maldita tarjeta gráfica!!

openSUSE es muy fácil de instalar y configurar, y con YaST consigue disponer de una buena herramienta de configuración. Dispone de repositorios amplios y en consecuencia de mucho software. Su comunidad de usuarios es razonable, y solucionar problemas es relativamente fácil. No hay ningún motivo para que no use otras distribuciones. Uso ésta porque me gusta y todo me resulta cómodo.

Antes de esto, he usado Debian durante años, Mandrake, también durante algo menos de tiempo. Y ahora encuentro proyectos muy interesantes: KaOS, Elementary OS, Mint...

En este enlace podéis leer (en inglés) algo sobre distribuciones "de época".

KDE y yo

Hay muchos escritorios informáticos. hiperligeros, como Fluxbox, ligeros como XFCE o LXDE, o escritorios de última generación como GNOME, KDE y las distintas versiones de GNOME que han surgido en los últimos tiempos.

¿Nadie vio WordPerfect Suite en Linux?
KDE era en tiempos un escritorio que recordaba bastante a Windows, en su forma de organización, en su estética por defecto... No en vano Corel había hecho una versión que justamente pretendía hacer que KDE fuese lo más semejante posible a Windows. Bueno, incluía la salvedad de tener dos paneles en lugar de uno solo; bueno, en aquellos tiempos los CD/DVD no se automontaban, así que sus iconos disponían de la opción "montar". También cambiaba mucho el gestor de archivos. Kfm sin duda era suficiente para muchas cosas, pero era tremendamente simple para su uso diario.

La primera distribución que tuve funcionando un tiempo considerable fue Mandrake, y ésta traía KDE por defecto. Así que, después de años con Windows, me acostumbré a KDE. Siempre me gustó la riqueza de detalle por defecto en KDE/QT(4)

De hecho, KDE y GNOME intercambiaron características de diseño, a veces de forma muy llamativa: por ejemplo, en sus respectivas versiones 2.0, KDE pasó a tener un sólo panel por defecto (como GNOME 1), mientras que GNOME 2 pasó a tener dos paneles (como KDE 1).

Aplicaciones


En particular, uso OpenOffice o LibreOffice porque creo que Calligra no llega a estar suficientemente maduro, y no preveo que vaya a estarlo en breve plazo. Pero aun así no tardaré en darle otra oportunidad. Y no tengo demasiados motivos para escoger uno u otro. Los dos tienen cosas buenas, aunque la barra lateral de OpenOffice me parece más interesante. Sin embargo, mi distribución proporciona LibreOffice, así que tengo máquinas con una suite y máquinas con otra.

Uso kontact, aunque mejor diría que uso kmail. Y sí, es casi una cuestión estética.

Cuando escuchaba música usaba Amarok, que aun creo casi insuperable, aunque Clementine es un buen remedo de Amarok 1. Y en general utilizo aplicaciones de KDE, si bien hay herramientas muy interesantes que proporciona GNOME. Por ejemplo gnome-utility-disks, que permite evaluar, formatear o chequear discos.

Muchas veces utilizo Kaffeine. Para lo que lo utilizo, me es más que suficiente. Y naturalmente uso Dolphin como gestor de ficheros y Firefox para navegar, a la espera de que alguna de las alternativas ligeras progresen un poco más.

¡ah! y si alguien os pregunta, tengo el repositorio packman instalado.



(1) o mejor dicho, no puedes iniciar una sesión como usuario administrador por defecto.
(2) pero realmente no es así, ya que hay un montón de repositorios desde donde obtener software.
(3) cuando Red Hat publicaba una versión, Mandrake publicaba una equivalente a la versión anterior de Red Hat.
(4) QT es un conjunto de librerías para desarrollar aplicaciones. Todo KDE hace uso de dichas librerías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada