miércoles, 27 de julio de 2016

Filosofía tradicional y pensamiento empírico

El periodo histórico que solemos denominar "Ilustración" arranca, quizá, con Isaac Newton. Sus trabajos cimientan nuestra comprensión del mundo y nos permite, por primera vez, disponer de herramientas intelectuales para explicar la mayoría de sucesos que acontecen cada día.  Es más que notable, máxime si tenemos en cuenta que Newton, en su fuero interno, creía firmemente en la alquimia y tenía una visión religiosa bastante extrema.

Por entonces, el pensamiento empírico se hacía sitio entre la práctica totalidad de pensadores. La primer característica de este casi nuevo sistema de pensamiento es la necesidad de someter cualquier hipótesis a ejercicios de prueba y refutación. Pasarían doscientos años hasta que esta simple idea, que ya había sido experimentada con anterioridad, se extendiese lo suficiente para proporcionar mecanismos para poder evaluar hipótesis que no podrían ser medibles directamente. En la física moderna con frecuencia en lugar de probar o refutar los hechos sujetos a estudio, lo que se hece es probar o refutar todos los corolarios disponibles.

El pensamiento empírico se ha adueñado de todas las esferas de conocimiento, pero lamentablemente muchas capas de la sociedad permanecen perennes a él. Encontrar ejemplos de esto es sencillo: transgénicos, vacunas, homeopatía... Sin embargo, también puede utilizarse en las quizá mal llamadas ciencias sociales, no tanto por la inaplicabilidad de las herramientas científicas, sino precisamente por la ausencia de su uso para explicar los fenómenos sociales.

Un ejemplo trivial resultado de una reciente discusión a propósito del terrorismo islamista: escribe La Voz de Galicia que Alemania, que ha sufrido en una semana varios atentados de diferente índole con el resultado de 12 muertos, "ha sufrido su semana más trágica desde la posguerra". Uno que es así, acude a Google y pregunta el número de asesinatos en ese país, y obtiene 734 para 2014. Como quiera que 12/7 es menor que 734/365, es más que poco probable que esta semana sea la de más muertos por asesinato. Y peor aun, en los últimos 20 años, la mayoría de ellos se ha superado esa cifra. Así que el texto de la noticia es evidentemente falso, lo que no evita que sea probable que en Alemania tengan cierta alarma por estos atentados.

Otro debate en el que raramente se utiliza el pensamiento empírico es el que utilizan muchos xenófobos para criticar la inmigración. Si, la célebre afirmación de que los inmigrantes reducen salarios y aumentan el paro de los "nativos". Se escucha mucho este mantra, pero rara vez se aporta datos que lo sustenten. Y eso que sea sencillo apreciar que los países con fuertes convenios e inspección laboral puedan incluso aumentar rentas y empleabilidad gracias a esta nueva mano de obra.

Otras veces lo que nos presentan es información incompleta, en forma de "medias verdades". Un ejemplo es la célebre tasa de autónomos, donde nos muestran como "milagrosamente" en algunos países por cuatro duros uno puede pagar su cotización social. En uno de ellos incluso se pone un porcentaje para un país que es temporal y mayor que el que se pagaría en España para el mismo caso.

En un blog que suelo leer y recomendar, https://nomejodasquemeincomodas.wordpress.com/ , es frecuente ver refutaciones de afirmaciones similares de estos y otros temas. A veces utiliza fuentes de datos correctas y accesibles, pero en otras son breves búsquedas en motores como Google.

En estos meses de 2016 los temas más célebres en España son las elecciones y la formación de gobierno, por un lado, y la supuesta proliferación del terrorismo por otro. Respecto a este último tema he mencionado antes el ejemplo en La Voz de Galicia. Bien, de forma más general, el terrorismo musulmán no está aportando, en Europa, cifras de víctimas siquiera comparables a las que eran frecuentes en Europa hace 20 años. La constante aparición de estos sucesos en la televisión y otros medios de comunicación hacen que se de por supuesto que estamos atravesando un periodo histórico muy duro, y nadie se plantea si los datos reales demuestran esta información.

Las formas que reviste el sistema de pensamiento "tradicional" son tan variadas como erróneas. Por ejemplo, la necesidad de elegir entre una u otra opción, descartando opciones intermedias. Otras veces nos encontramos medias verdades que descartan deliberadamente la parte omitida. Con frecuencia, se trata simplemente de simples falacias.

Por ejemplo, la comparación entre el catolicismo/cristianismo con el islamismo. Sabemos que las dos religiones son en realidad forks del judaísmo y que comparten los sistemas de ley básicos. Sin embargo con frecuenca vemos que se opone una contra otra como si hubiese diferencias significativas, confundiendo el hecho de que en gran parte de Occidente imperen sistemas laicos con la esencia de la religión cristiana. ¿Que en España asesinamos a una mujer a la semana? ¿que violamos una cada 8 horas? Sin embargo, al parecer, en nuestra cultura no hay nada que esté mal, sólo en la de los integristas estos...

Naturalmente, hay muchos ejemplos, pero sería imposible tratarlos en este artículo. Es difícil leer un artículo -ni siquiera ya de opinión- de prensa o ver una noticia de noticiario que no contenga múltiples ejemplos de esto. Si queréis reíros, al próximo que os utilice un argumento como los aludidos, preguntadle ¿y eso según quién? o ¿tienes datos que apoyen tu argumento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada