martes, 9 de julio de 2013

Quizás sea el momento...

  • El abandono de Windows XP(r) por parte de Microsoft(r) tiene nueva fecha: abril de 2014. 
  • Windows 8 está suponiendo un cierto fiasco, de forma similar a lo sucedido con Windows Vista.
  • Android arrasa tanto en móviles como en otros dispositivos embebidos: cámaras, discos multimedia, computadores de a bordo...
Quizás sea el momento de considerar Linux.

Bueno, en rigor simplemente la lista de excusas para no hacerlo decrece vertiginosamente.. A las mencionadas hay que añadir la disponibilidad de la plataforma Steam de Valve, con lo cual el catálogo de juegos disponibles para Linux, tradicionalmente un punto débil de Linux para captar usuarios, mejora radicalmente.

Si bien muchas administraciones tienen iniciativas interesantes respecto al software libre, lo cierto es que es Munich la que ha dado la campanada en los útlimos tiempos.

Primero comenzaron por migrar su infraestructura basada en Windows NT(r) y MS-Office(r) a Linux y OpenOffice. cifraron el ahorro obtenido en unos 4 millones de Euros.
Cuando completaron su migración,

Pero su iniciativa no queda ahí. Después de que su alcalde abogara por el uso de estándares abiertos en la Unión Europea, e incluso que los portátiles de sus cargos oficiales llevasen instalado LibreOffice o OpenOffice, comenzaron otra campaña.

En esta nueva campaña, la alcaldía comenzó a distribuir copias de Lubuntu para que aquellos ciudadanos que utilizaban Windows XP pudiesen migrar de forma sencilla utilizando los mismos equipos.

LXDE es un escritorio que pretende ser a la vez ligero y moderno. Claro que ambas características son difíciles de conjugar, así que normalmente el equipo de desarrollo establece una serie de líneas maestras de lo que pretende conseguir con su software, en este caso el escritorio gráfico.

Lubuntu es un live-CD bastante funcional. En lugar de LibreOffice o Apache OpenOffice, provee Abiword y Gnumeric, dos aplicaciones simples pero que muchos usuarios pueden encontrar más que suficientes para su trabajo diario. No obstante, y como era de esperar, LibreOffice está disponible desde el arranque en los repositorios para su sencilla instalación.

El arranque de Ubuntu hay que reconocer que es rápido, aun en un equipo que no lo sea en exceso; por otra parte, como curiosidad, si se configura el sistema para que pida el usuario antes de cargar el escritorio (que es como viene por defecto), nos encontraremos con la posibilidad de usar una interfaz "normal", una para netbook y otra para el Nexus 7.

En lo personal, prefiero los sistemas que me ofrecen más flexibilidad al instalarlos; sin embargo, para muchos tal flexibilidad no es más que un engorro, y la limitación del relativamente poco software (al menos, potente, ya que software para casi cualquier cosa habitual sí que instala) no es algo extraño para los usuarios que provienen de Windows(r). Quizá para ellos sea una buena elección.

Quizá sí sea el momento para cambiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada