jueves, 4 de septiembre de 2014

Camino a Linux: o de cómo diantres meto yo eso en el computador iv: medios arrancables

No tiene mucho sentido hacer una entrada en el blog simplemente para contar cómo se hace un DVD o un live-USB para probar o instalar cualquier distribución de GNU/Linux. Es algo lo suficientemente habitual para que sea fácil encontrar guías muy bien hechas sobre el proceso. En todo caso, en lo que sigue se verán algunos detalles a tener en cuenta.
"En esto, como en todo en Linux, prefiere siempre la información referida a tu distribución en concreto, sea cual sea"

Por ejemplo, para openSUSE podemos encontrar un buen artículo en su propia wiki respecto a la instalación desde pendriveSDB:Live_USB_stick Un artículo creado en su momento por los usuarios Xiscoj y Arag92 y mantenida al día por el usuario jcsl, como casi toda esa wiki.
openSUSE dispone de su propia herramienta para crear pendrives autoarrancables, llamada SUSEStudio Imagewriter. Es una gran herramienta para imágenes ISO creadas con su sistema En SUSEStudio, y por ende es muy fácil que no funcione con otros tipos de imágenes. Los "mortales" usan Unetbootin, que además es capaz de descargar la imagen a colocar en el pendrive. Y no sólo eso, hay un buen puñado de programas dedicados a esta tarea.

Reglas Básicas

  1. Si no tienes grabadora, comprueba que la distribución a instalar puede ser instalada desde un pendrive. Aunque es relativamente sencillo crear un pendrive que arranque cualquier imagen de un DVD que a su vez sea arrancable, lo cierto es que si la distribución proporciona soporte a ese tipo de instalación la vida será más sencilla.
  2. Busca un buen origen para conseguir la imagen de tu distribución. La imagen de la que hablamos siempre es un tipo de fichero especial, con extensión .iso, que contiene no sólo el contenido del DVD de instalación de turno, sino que está grabado de tal forma que puede volver a grabarse en un DVD de forma exacta. Por eso se le llama imagen: porque es una copia exacta desde la que es posible reconstruir el original.
  3. Puedes comprobar si tu distribución está disponible en varios lugares distintos, llamados  espejos (o más habitualmente, en inglés mirrors). A veces es más rápido descargar desde un lugar que desde otro. Puedes, por ejemplo, tratar de descargar del que esté más próximo a tu casa. De todas formas, la lista de mirrors siempre estará en la web de la distribución, no la descargues de otros lugares de los que los reponsables de tu distribución no sepan nada.
  4. Una vez guardada la imagen.iso en tu disco duro, comprueba que está bien. Para eso hay varios medios, aunque el más popular es comprobar la suma md5. Por ejemplo, en http://download.opensuse.org/distribution/13.1/iso/ se guardan las imágenes de los distintos medios de instalación de openSUSE: DVD, DVD-live, red... Para cada uno de ellos hay varios archivos: el .torrent es para realizar la descarga con un cliente torrent; los demás, para comprobar que el contenido del fichero descargado es correcto. Si intentas grabar, por ejemplo,  openSUSE-13.1-DVD-x86_64.iso en un DVD con la aplicación k3b, ésta, en primer lugar, calculará la suma md5 que corresponde a ese fichero, que se guarda en el fichero openSUSE-13.1-DVD-x86_64.iso.md5. Si todo está bien, podrás grabarlo; si no coincidiese, pues es que ha habido una alteración en el fichero tanto antes de descargarlo o bien al descargarlo. En ese caso, no deberías utilizarlo, ya que dará problemas de algún tipo (software malicioso, simples errores...).
  5. Si estás grabando un pendrive, sigue atentamente las instrucciones que disponga la web de la distribución.
  6. Si estás grabando un DVD o un Live-CD, comprueba las opciones básicas de tu programa de grabación de DVD y asegúrate de que estás grabando una imagen y no un fichero.

 Y el detalle

Cuando arrancas un medio cualquiera, un DVD para instalar Ubuntu o un disco duro con El Mal, dicho medio debe de tener algún sistema de arranque. Por eso, en el caso de un pendrive, puede no ser suficiente con copiar la imagen en orden correcto. Y esa es la misma solución cuando todo falla: ¿por qué no dotarlo de arranque? No es difícil encontrar guías para esto, e incluso suelen acompañar a las guías referidas al arranque desde pendrive como "instalación manual" o similar.

Por otra parte, para arrancar un sistema Linux simplemente necesitas un núcleo y el script de arranque, siempre y cuanto tengas un cargador de arranque. Esto es útil cuando lo que tienes es ya un Linux: descargas el núcleo y el fichero initrd, añades una entrada en el menú de tu cargador de arranque para ellos (con un título, por ejemplo, "instalación de Fedora".

Un ejemplo de esto con openSUSE, que al ser al distribución que uso es la que más conozco: el arranque de la distribución está en http://download.opensuse.org/distribution/13.1/repo/oss/boot/x86_64/loader/. Esto mismo también está en la imagen del DVD de instalación, si ya lo hemos descargado. Para otras distribuciones, es cuestión de curiosear en su documentación o de preguntar en sus foros.

Por cierto, recuerda que la copia es literal: si lo que estás copiando tiene soporte EFI lo que resulte de la copia también lo tendrá, y no le aparecerá por arte de magia si no lo tenía al principio.

Recuerda siempre la máxima: al menos hasta que te sientas a tus anchas en Linux, trata de ceñirte a tu distribución y a sus herramientas. Para instalar como para muchas otras cosas: ahórrate los sustos ;)

Con todo esto, no debería haber problemas en poner un DVD de instalación en marcha. En la próxima entrega hablaremos un poquito de cómo instalar el sistema, cómo aprovechar la memoria o el disco y otras pequeñas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada